Zarlenga: “Esperamos exportar 18% más en 2019”

0
187

El ejecutivo habló del desafío de mejorar la competitividad, de la necesidad de avanzar en una reforma laboral y del desfasaje pendiente en los precios producto de la devaluación del peso

El presidente de General Motors para Argentina y Brasil, Carlos Zarlenga, brindó un amplio panorama sobre el sector automotriz a nivel internacional y local y estimó que en 2019 esperan aumentar hasta 18% las exportaciones de vehículos.

En una entrevista realizada al ejecutivo éste habló del desafío de mejorar la competitividad, de la necesidad de avanzar en una reforma laboral y del desfasaje pendiente en los precios producto de la devaluación del peso argentino. Aquí, lo más destacado de la charla:

Entre varias cosas, Carlos Zarlenga manifestó que están viendo un crecimiento de entre 10 y 12 % en Brasil. Una industria de 2.850.000 unidades. En la Argentina es un poco más difícil predecir el año. Todos coinciden en que se puede dividir en dos mitades. La primera, comportándose como el último trimestre del 2018 y una segunda más fuerte, según cómo evolucione la incertidumbre electoral y lo que pase con la recomposición del salario real, quizás podamos tener una segunda mitad más fuerte. Con ese panorama, el año puede rondar entre 640.000 y 700.000. El nivel de actividad de la industria actual tiene que ver con el defasaje del salario real, los precios y el tipo de cambio. Si peso se mantienen estable y, cuando se mira la política monetaria hay chances de que eso ocurra, puede levantar el nivel de actividad.

Puntualizó que si los volúmenes que se logran son los que estamos previendo, sobretodo en Brasil, no cree que haya problemas, peero hay mucha incertidumbre en ambos países

Estima exportar en el mismo ritmo del crecimiento de mercado, quizás un poco más porque este año hubo ajuste de inventario pensando que se puede llegar al 18%

Enfatizó que tenemos una industria que tiene una capacidad instalada para fabricar cuatro millones de unidades entre la Argentina y Brasil y, sin embargo, no recibimos inversiones netamente exportadoras. Lo que se exporta son proyectos que tienen primero un asidero en el mercado local y después un remanente de volumen que se exporta. Uno debe preguntarse por qué sucede esto. Debe ser la mayor industria del mundo que no exporta fuera del Mercosur. La respuesta es fácil: competitividad. La competitividad se va a lograr llevando adelante peleas difíciles. Reducción impositiva, eficiencia laboral, reducción de costos de transporte y de logística. De la puerta de la planta para adentro, la ingeniería de manufacturas, las máquinas y los procesos son los mismos que en cualquier lugar del mundo.

En relación a una reforma laboral, manifestó que hace falta para que haya mayor competitividad y, con mayor competitividad, habrá inversiones que busquen exportar. Sin duda, una reforma laboral y otras reformas estructurales, son necesarias. El nuevo gobierno de Brasil tiene un programa de reformas que comienza el 1” de enero. Así que estamos expectantes

Sobre el stock existente, expuso que ellos comenzaron a ajustar volúmenes ya en el primer trimestre, cuando observaron que iban a acelerarse los aumentos de precios. Lo que pasó es que siempre estuvieron corriendo a la industria a la baja, y por más que siguen ajustando, se generan stocks. Prevé que en los próximos tres meses se va a normalizar.

Sobre las bonificaciones dijo que van a seguir existiendo aumentos de precios y se van a ir regulando con incentivos de la forma más eficiente. Siempre sigue el precio de transacción –en el año aumentaron alrededor de 90%- pero no quiere dejar descolocado el precio de lista con el de transacción porque si no genera mucha ineficiencia en la red.

Consecuencias de la devaluación: Hay un defasaje todavía con el dólar a casi $ 39, como cerró estos días, pero evidentemente no es lo mismo que a principio de septiembre cuando realmente había un rojo muy importante.

Fuente: Ámbito

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here