Volkswagen, uno de los culpables de que el oro ya no sea el metal más valioso del mundo

0
182

El escándalo del “dieselgate” pegó fuerte en la industria y los motores diésel cada vez están más cerca del olvido. Las miradas cambian hacia otros motores

11 millones de autos es el número final de vehículos diésel que la automotriz Volkswagen reconoció haber manipulado de forma fraudulenta para alterar el valor de las emisiones de gases contaminantes. Sucedió en 2015 y el escándalo del “dieselgate” todavía sigue dando que hablar.

Desde la detención y posterior liberación del CEO de Audi (la división de lujo de Volkswagen), Rupert Stadler, pasando por la renuncia del ex presidente de VW, Martin Winterkorn, y por la multa millonaria de u$s925 millones que la firma alemana deberá pagar, hasta el vínculo por el ascenso de un metal que la última semana destronó al oro como el más caro del mundo, en hecho inédito: el paladio.

Su demanda impulsó el precio desde hace algunos años. Subió 50% en el último cuatrimestre de 2018 y se puso a tope con el oro. Hasta que lo superó durante 2 días de la última semana. Vale u$s1.200 la onza.

Es que el escándalo del “dieselgate” pegó fuerte en la industria y los motores diésel cada vez están más cerca del olvido. Algunos son del criterio que día a día hay menos ofertas de estos tipos de vehículos en todo el mundo y el fraude de la empresa alemana tiene mucho que ver. La mayoría de las miradas van hacia los motores nafteros y los vehículos eléctricos.

Europa era un mercado en el que la mayor parte de sus vehículos de pasajeros eran diésel. Hoy los que pasaron a dominar son los nafteros. Y en Argentina, por ejemplo, las únicas marcas que ofrecen vehículos de pasajeros diésel son Peugeot, Citroën y algunas empresas de lujo.

Y aquí entra el juego el paladio: uno de sus usos más comunes es como catalizador. Y, justamente, es uno de los principales componentes de los catalizadores, junto al platino. Este último, destinado a los motores diésel. Y el paladio, a los nafteros. Este elemento se encarga de reducir los gases nocivos que se producen dentro del motor.

Así las cosas, como era de esperar, el platino entró en baja por el “dieselgate”. El oro, por otro contexto, también. Y el paladio, el de los catalizadores de motores nafteros, en fuerte alza.

Además, el paladio sube porque los usuarios del metal precioso compiten por un suministro limitado y, además, se sumaron las compras de los especuladores. También, su valor se aceleró en el año debido a las tensiones políticas entre Estados Unidos y China.

Fuente: iProfesional

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here