Urcera llegó al podio en un final de película

0
140

En una jornada memorable en San Nicolás, Canapino fue segundo y se consagró. Manu también metió un carrerón y finalizó en la tercera posición. La lluvia fue un factor clave.

Manu finalizó de buena manera el certamen en San Nicolás.

Para conseguir el título, José M. Urcera necesitaba un milagro. No se dio, pero en la apasionante definición que tuvo el TC consiguió el mejor resultado del certamen al terminar tercero en San Nicolás. El campeón fue Agustín Canapino, en una final de locos.

Tanto Urcera como Canapino fueron protagonistas de la tercera serie, en la que se pegaron en la largada y los dos quedaron afuera. Parecía que resignaban toda posibilidad de lograr el título, más que nada el Titán porque estaba mejor ubicado en la Copa de Oro.

En ese momento, Urcera aseguró que “largo y me empieza a pegar en la cola del auto, me lleva enganchado y, antes de terminar de doblar, me tiró para afuera”.

“Hizo una maniobra que pudo haberme lastimado, fue muy peligroso. No realice un reclamo sino que manifesté mi preocupación”, aseguró el campeón.

En las series pasaron más cosas que dieron para la polémica, como la sanción que recibió Matías Rossi, el principal candidato al título, por una apretada a Jonatan Castellano en el inicio de la primera serie y el triunfo de Juan J. Ebarlín en la segunda, afuera de la definición del título.

“Lo único que esperamos es un milagro”, afirmó Canapino antes de largar la final y ocurrió, porque minutos antes de iniciarse la prueba el cielo le dio una señal. Cuando los autos buscaban la grilla, la lluvia que estaba prevista se hizo presente y fue un descontrol, porque la mayoría de los autos salido con neumáticos lisos y, al momento de largarse comenzó el ballet en la mojada pista nicoleña.

Canapino, quien esperó hasta último momento para reemplazar las cubiertas y se presentó en la grilla con cubiertas ancorizadas, largó desde el fondo de la grilla, igual que Manu Urcera pero, con el semáforo verde, pronto se colocó cuarto, detrás de Nicolás Trosset, Alan Ruggiero y Emanuel Moriatis, quienes tuvieron la misma estrategia.

En el quinto giro, cuando la prueba se normalizó, Trosset se despistó y Ruggiero quedó al frente del pelotón, mientras que Canapino apretaba a Moriatis. Mientras, Urcera se ubicó séptimo, en gran apilada. Facundo Ardusso y Rossi, dos de los que perdieron al largar con neumáticos lisos como también Castellano, estaban afuera de los 20. Dos vueltas más adelante, el auto de seguridad neutralizó la prueba.

En la vuelta 23, se dio el golpe final para que Canapino empiece a ilusionarse, porque Moriatis se tocó con Ruggiero en la punta, el Mago se despistó y al campeón le quedó servido el segundo lugar para encaminarse al tercer título en el TC, segundo en fila.

Urcera también dio espectáculo en el cierre, porque se jugó en un frenaje y lo pasó a Esteban Gini para saltar al tercer lugar, que después cuidó con un auto desgastado por la exigencia.

El podio lo encontró de nuevo a Canapino y Urcera, quienes se dieron la mano antes de recibir sus premios. El Titán, como tricmapeón, y Manu tercero, en el mejor resultado de un certamen que enderezó en su final.

Fuente: rionegro.com.ar

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here