Insurtech: ventajas sobre una compañía de seguros tradicional

0
208

El sector apela a la tecnología para mejorar el servicio y las prestaciones. Así está hoy el mapa de las insurtech en la Argentina

Las insurtech (combinación de Insurance & Technology, o seguros y tecnología) ya han dado sus primeros pasos en la Argentina y otros mercados de Latinoamérica, con Brasil y México llevando la delantera.

Este sector, tan tradicional como el de los bancos, camina hacia una transformación completa a largo de toda su cadena de valor. Hoy, en el país ya están operando más de una docena de firmas y se espera un crecimiento exponencial en los próximos cinco años.

Básicamente, hay dos tipos de compañías: las aseguradoras de siempre, que están dando un giro para adaptarse a la era digital y las nuevas startups, que nacieron como tecnológicas.

Las segundas son las que se destacan más por su innovación y van marcando el camino. Si bien modificarán considerablemente al rubro, también es cierto que no todas tienen el expertise de las “históricas”.

Su propuesta de valor está centrada en la conveniencia de interactuar de manera digital, remota y en menor tiempo, con una mejor experiencia de usuario. A diferencia de las compañías tradicionales, concentran sus operaciones exclusivamente en los canales electrónicos.

100% digital

Uno de los casos del uso de las nuevas tecnologías en el sector es eColon.com, que inició sus actividades en octubre de 2017 con una asistente virtual que permitía solicitar una póliza online mediante un chat de texto.

En octubre de este año, “Julieta Bot” presentó su versión 2.0, convirtiéndose así en el primer programa del mundo en ofrecer la contratación online a través del reconocimiento de voz.

“Hace un año, eColon inició el camino de la innovación transformándose en la primera compañía argentina en el uso de la Inteligencia Artificial”, señala Eduardo Iglesias, fundador y CEO de la insurtech que ofrece cobertura para motos y hogares en todo el país.

En sintonía con los nuevos hábitos de consumo, hace unos meses se lanzó iúnigo. Se promociona como la primera compañía 100% digital del país para comprar un seguro para autos y gestionar cualquier operación directamente desde su aplicación móvil. Pertenece al Grupo San Cristóbal.

“Lo primero es la inmediatez. Sabemos que la gente valora su tiempo y por eso, a través de iúnigo, pueden contratar el seguro en menos de dos minutos. Lo segundo es la experiencia digital, por lo que desarrollamos una propuesta con el cliente en el centro. Ese cliente es digital, está conectado y puede hacer todo desde nuestra app”, cuenta Federico Malek, CEO de la flamante compañía.

iúnigo se caracteriza por ofrecer una cotización más rápida escaneando el código QR de la cédula verde del auto o ingresando únicamente la patente. El usuario también puede mostrar una inspección previa de su vehículo desde su teléfono celular, sin necesidad de ir a un taller o esperar a un perito. Con la app se pueden sacar fotos del auto que serán peritadas por iúnigo a partir de un sistema digital inteligente.

“Nosotros nos definimos como una empresa de tecnología que tiene servicios de seguros. En total contamos con 100 empleados, de los cuales la mitad se dedica a desarrollo y tecnología”, explica Malek, quien agrega: “Hoy estamos teniendo 1.000 cotizaciones online por día y calculamos que vamos a terminar el año con una cartera de 3.000 clientes”.

Para 2019, iúnigo planifica lanzar un servicio para el hogar y seguros ondemand. “Es una cobertura temporal, cuándo y dónde quieras. Esto es lo que nos permite la tecnología que desarrollamos y que se ve reflejado en los índices de satisfacción del cliente, que son insólitos para lo que es el mercado: casi 90 puntos”, remarca el CEO de iúnigo.

Otras innovadora startup argentina es SnapCar, que ofrece el servicio para vehículos a través de su app. Mediante el uso de Internet de las Cosas, recolecta información del conductor y del auto. De acuerdo a cómo y cuánto maneje, el usuario se ahorrará hasta un 50% en su póliza.

Online y en minutos

La principal barrera para el crecimiento del sector es la burocracia y el papeleo tradicional para la contratación de un seguro. Con la transformación digital, aparecen algunas alternativas para adquirir en línea y en segundos una protección contra accidentes personales.

Desde La Caja buscan mejorar y simplificar la experiencia de sus clientes. En este sentido, Martín Centeno, gerente de Comunicación Digital y Web, comenta: “Notamos que, independientemente del segmento de seguro, el consumidor ha cambiado su forma de interactuar al momento de realizar una compra, un trámite u otro servicio. Por ello debemos abordarlo de otra manera”.

“En la compañía nos encontramos recorriendo este camino, hacia un servicio que complemente la calidez de la atención presencial con la comodidad y facilidad de los servicios digitales, simplificando la experiencia de nuestros clientes”, comentó Centeno.

Y resalta: “Dentro de este contexto, tenemos grandes expectativas de crecimiento, siempre marcando una diferencia en nuestro servicio para generar mejores experiencias porque nuestra prioridad radica en el cliente”.

MecubroSRL es una app que permite tramitar seguros temporales o de accidentes personales de forma instantánea y online. La plataforma funciona como un marketplace, dónde el usuario puede optar por el tipo de seguro (rubro), la cantidad de personas y los días de cobertura. El costo se calcula y se visualiza de manera transparente, pudiendo solicitarlo al instante.

Lo que sigue

Según los informes y reportes del sector, entre 2016 y 2018 el rubro ha crecido en captación de inversiones, clientes y nuevos emprendimientos. “Las inversiones globales en Insurtech alcanzaron 985 millones de dólares en 2017”, según uno de los reportes de PwC.

No hay cifras disponibles a nivel oficial, pero lo cierto es que el potencial de crecimiento es enorme. Es que a, al menos por ahora, sólo se han sumado 11 compañías. De ese total, el 50% puede brindar la prestación con menos de 10 empleados según Accenture.

Se espera que las aseguradoras tradicionales adapten sus modelos de negocios, que se fusionen con las startups y que nazcan nuevas y más variadas insurtechs como ya existen en otros países.

Gonzalo Geijo, director Comercial Latam de Charles Taylor InsureTech, comenta que para poder  acoplarse a este cambio de paradigma “es sumamente importante que la empresa tradicional proponga desde su top management un cambio de cultura”.

Y advierte: “Si esto no ocurre, es muy difícil que la organización pueda entrar en un mundo de innovación para afrontar el nuevo paradigma de negocios”.

Charles Taylor trabaja a nivel regional y mundial con múltiples aseguradoras y brokers. “En ambas áreas hemos logrado acompañarlos en el proceso de transformación de negocios e innovación a través del uso de tecnología. Algunos a nivel regional son AON y a SURA, dos jugadores que están muy activos en América Latina”, detalla Geijo.

El foco de Charles Taylor es acompañar a las aseguradoras en el camino de la transformación digital, ayudándolas a entender qué cambios tienen que generar para aportar valor a su cliente final.

Respecto a cómo ve el presente y el futuro de las insurtech en el país y en la región, el directivo afirma: “Aunque el camino recién está empezando, en la Argentina está creciendo en cantidad de insurtechs y ya se ven múltiples equipos que están saliendo a la luz con grandes ideas que se van adoptando en el mercado”.

Y completa: “El gran desafío es salir a la luz porque para eso se requiere no solo la idea, sino también poder exponerla y posicionarla de la manera correcta y a las personas que tengan la visión para integrarlas en un ecosistema de soluciones”.

El desafío de la regulación

Este año se realizó el XIV Foro Consultivo sobre regulación de microseguros para las autoridades de supervisión y profesionales del sector y formuladores de políticas en la Ciudad de Buenos Aires. Su eje central fueron los desafíos regulatorios con la llegada de las InsurTech.

En esa ocasión, Natalia Escobar, asesora Senior de Políticas para Implementación y Evaluación de IAIS, explicó: “El supervisor debe estar al tanto de las innovaciones en materia tecnológica y a la vez tener conciencia de lo que se necesita para poder cerrar la brecha de protección e incluir a cada vez más personas en el acceso a productos de seguros”.

Ekrem M. Sarper, de la National Association of Insurance Comisssioners (NAIC), dice: “El desafío que tenemos los reguladores es cómo podemos equilibrar a este consumidor de protecciones con la demanda de innovación en un campo de juego estable, competitivo y principalmente justo”.

Y alertó: “Como supervisores debemos estimular la innovación y encontrar formas de modernizar las regulaciones para hacerlas más efectivas”.

Por otro lado, fue consultado Juan Mazzini, SeniorAnalyst de la consultora Celent, quien explica lo que se debería hacer en materia regulatoria.

“Existe la regulación que permite la ‘banca abierta’ a partir de una norma sobre los datos que obliga a las instituciones a hacerlos disponibles mediante una API (Interfaz de Programación de Aplicaciones), que son como conectores para facilitar que la información fluya entre los participantes de una industria. El sector debe evolucionar hacia una normativa semejante”, se explaya.

Según Mazzini, esto permitirá “el ‘seguro abierto’ y darle un marco de experimentación o ‘sandbox’ regulatorio a la industria”. Además, remarcó que “el regulador debe invertir en tener más recursos destinados a estar a la vanguardia para poder discutir mano a mano con las aseguradoras cómo incorporar la tecnología en el negocio manteniendo los principios básicos de la regulación”.

Todos ven un presente desafiante con mucho por hacer. “Pero un futuro brillante en la medida que no tengamos temor de experimentar, fallar, corregir en pos de mejorar la vida de las personas y las empresas –aclara Mazzini–. Sin seguros, el mundo no podría existir, con lo cual o se reconvierte la industria o alguien desde afuera la obliga a hacerlo”.

Fuente: iProUp

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here