El impuesto interno vuelve a golpear los 0km y automotrices congelan precios o discontinúan modelos

0
259

El fantasma del impuesto interno vuelve a merodear las automotrices, como si fuera una vuelta al pasado en el momento menos esperado.

Después de dos años de tranquilidad, porque parecía  imposible en las marcas masivas aplicar el segundo escalón de la medida que quedó vigente, son muchos los modelos que se podrían ver afectados.

El tributo que estableció en 2014 el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que establecía el incremento en los precios de los 0km que superaban cierto valor, dividido en dos grupos, fue una de las medidas que el gobierno de Cambiemos prometió eliminar.

Sin embargo, apenas llegó a la Casa Rosada, el equipo de Mauricio Macri modificó la idea original y la decisión fue sacar únicamente el primer escalón, que en aquel entonces amenazaba a varios modelos de fabricación nacional, como el Ford Focus, Peugeot 408, Citroën C4 Lounge y Renault Fluence, mientras que había golpeado algunas versiones de Honda HR-V y Toyota SW4.

La decisión, si bien no fue tal como se había prometido, en su momento trajo algo calma del mercado porque la nueva barrera se aplicaba a partir de los vehículos que superaran el $1.260.000 promedio, lo cual se veía muy lejano.

Sin embargo, nadie pensó que dos años después, con una devaluación abrupta y una inflación que no se detiene, nuevamente el impuesto iba a ser un riesgo.

Así, las marcas masivas se vieron obligadas a tomar dos decisiones: o discontinuar los modelos de mayor valor; o “frezar” los precios para que no los afecte la medida.

Algunos ejemplos concretos son los siguientes:

– La versión tope de gama de la Toyota SW4 fabricada en la Argentina, ya congeló sus precios y tanto la opción SRX con caja manual como la automática están en el mismo valor: $1.296.300. En general, la diferencia por la transmisión supera los $20.000, decisión que la marca dejó de lado.

Otro caso es el de Renault, que a comienzo de este año decidió volver a comercial el SUV mediano, Koleos, que había sido suspendido por el impuesto interno en 2015.

Hoy este modelo se encuentra en $1.264.800, y es el único que no fue modificado en septiembre, cuando el resto de los modelos se incrementaron un 12 por ciento.

En el caso de Volkswagen, tanto el Passat, relanzado el año pasado en un contexto favorable, como el Tiguan AllSpace, que llegó este año como el SUV más barato del segmento (se lanzó a u$s33.000), fueron alcanzados por el impuesto.

Ambos modelos se encuentran en dólares, y por el Tiguan Allspace Comfortline DSG hay que pagar hoy u$s54.646, mientras que el Highline DSG sale 61.876 dólares.

En el caso del Passat 2.0 TSI Highline DSG, tiene un precio de u$s62.208, mientras que el R-Line ascendió a 67.770 dólares.

No solo eso, sino que el recientemente lanzado Vento, de gama media, en su versión Highline AT , ya cotiza en 1.091.000 pesos.

En el caso de Chevrolet, el modelo que está al borde del impuesto es el SUV grande de la marca, el Trailblazer, con un precio de $1.281.900, en una única versión; mientras que en el caso de Peugeot, tanto para el 3008 como para el 5008, todavía no se comunicaron los nuevos valores.

Para los modelo valuados en dólares, hoy cualquier vehículo con un precio de u$s31.250 promedio, debe tributar el impuesto interno, lo que implica un alza del precio del 25 por ciento.

Vale mencionar que hace un mes, a comienzo de agosto, con un dólar en $28, tributaban el impuesto aquellos modelos que sobrepasaban los u$s44.600; mientras que en el comienzo de año, lo hacían aquellos que superaban los 66.100 dólares.

De esta manera, también cambia el escenario para las marcas premium, muchas de las cuales habían quedado con alguna propuesta fuera del impuesto, lo cual les permitió recuperarse en los dos últimos años.

Otro cambio de realidad lo sufren las marcas chinas, las cuales llegaron al país con una estatrategia de venta pensada en bajos precios, y que hoy, con la suba del dólar, se ven fuertemente golpeadas.

Por ejemplo el SUV de Haval más grande, el H6, llegó con un precio de u$s38.000. O según cotizan en los concesionarios $1.300.000. Hoy no figura en la web su valor, pero con esta cotización del dólar a $40 superó la barrera del impuesto y estaría efectado por la medida.

Fuente: iProfesional

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here