El Gobierno no bajará las retenciones a las exportaciones de 0km

0
208

Además de la caída en ventas, esta medida es una de las más preocupantes para la industria. Sin embargo, no piensan dar marcha atrás.

Las retenciones a las exportaciones de vehículos que se determinaron hace algunos meses fueron otra de las medidas que más molestaron al sector automotor.

Sin embargo, a pesar de los reclamos, y con ventas que caen por encima del 50%, el Gobierno decidió no dar marcha atrás por temor a que el resto de los sectores industriales reaccione con otros reclamos.

De esta manera, es un hecho que el Gobierno no avanzaría en una baja de retenciones para exportaciones de vehículos, situación que se daría si las terminales automotrices comenzaran a pagar derechos por el componente importado y no sólo por el nacional, como pidió el sector autopartista.

Fuentes gubernamentales aclararon que la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) no pidió aumentar la presión fiscal a las terminales, pero es muy difícil computar las partes importadas para pago de las retenciones, según BAE.

Esto es así porque si se busca no aumentar el costo para las terminales, el porcentaje de la retención debería bajar. De lo contrario, cancelarían retenciones de $3 por dólar sobre el valor total del auto y perderían mayor competitividad.

A fines de febrero, la AFAC reclamó al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, que las terminales automotrices comiencen a pagar retenciones por el componente importado de la exportación de vehículos, ya que actualmente sólo lo hacen las partes nacionales.

Fuentes de la entidad señalaron que desde aquella reunión no hubo novedades y que se impone la necesidad de una modificación en el cobro de las retenciones debido a que según la normativa actual las partes argentinas sufren un castigo, informó el medio citado.

El año pasado, el sector automotor perdió 12 puntos de competitividad y no se recupera

Para hacer cambios, se debe modificar la forma de cálculo y que las retenciones se apliquen sobre el valor del vehículo, tomando todas las partes que lo componen. De esta forma, en la actualidad se alienta a la especulación importadora y el abandono de la fabricación local”, deslizaron desde AFAC.

Como el Gobierno aumentó las retenciones a toda la industria y representan un valor de $3 por dólar, las automotrices deberían cancelar ese derecho en un 7,5% en términos nominales.

No obstante, como este porcentaje hoy se aplica sobre el 60% de partes nacionales y no sobre el 40% de piezas importadas, la retención final para las terminales es de 4,5%. El planteo de AFAC no es aumentar la presión impositiva para las automotrices, lo cual redundaría en una mayor recesión, sino que el componente importado también pague ese 4,5%.

El año pasado, el sector automotriz perdió 12 puntos de competitividad porque los reintegros (devolución de impuestos) bajaron para el Mercosur del 6,5% al 2%, mientras que las retenciones pasaron del 0% al 7,5%.

Por otro carril, las autoridades de AFAC le pidieron a Sica que haya una mayor presión fiscal sobre el sector importador neto de partes, es decir, aquél que compite directamente con la fabricación argentina. Una de las variables propuestas es aumentar la tasa de estadística.

Fuente: iProfesional

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here