El BMW Serie 8 Cabrio se prueba en el Valle de la Muerte

0
245

BMW ultima el período de pruebas del Serie 8 Cabrio sometiéndolo a las duras condiciones climatológicas que propicia el Valle de la Muerte.

BMW continúa preparando su gran lanzamiento de 2019. El buque insignia de la gama bávara, el BMW Serie 8, verá la luz a lo largo del año que viene en dos versiones distintas: Gran Coupé y Cabrio. Este último se encuentra en un momento crítico de su fase de pruebas. Los ingenieros responsables de su desarrollo están analizando su comportamiento y su fiabilidad nada menos que en el Death Valley (el Valle de la Muerte), sometiéndolo a duros ensayos climatológicos que en ocasiones alcanzan los 50ºC. De este modo pueden comprobar el funcionamiento de los componentes mecánicos y electrónicos en las condiciones más extremas… y como no todo iba a ser trabajo, de paso lo sacan a dar una vuelta por la capital del entretenimiento, que queda al lado.

Aún con una enorme cantidad de camuflaje, el Serie 8 descapotable surca las pistas de grava y asfalto que atraviesan el famoso desierto estadounidense para analizar también la resistencia de su capota y su carrocería a una gran dosis de polvo en suspensión, a numerosas horas de exposición al sol o a las constantes vibraciones producidas por el terreno.

Otros lugares donde el BMW Serie 8 se pone al día

No es el único entorno complicado que le espera al BMW más lujoso y deportivo de los últimos tiempos. En otros inhóspitos parajes, como el Centro de Pruebas de Invierno que BMW tiene en Arjeplog (Suecia), el Campo de Pruebas Intensivas de Miramas (Francia) o el casi centenar de virajes que componen el Nürburgring Nordschleife, los ingenieros darán todo de sí para sacar el máximo rendimiento al Serie 8 y que este llegue al inicio de su comercialización “como un roble” y con las máximas garantías.

Fuente: Autocasión 

 

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here