Denuncia de campesinos mexicanos: Acusan a Volkswagen de manipular el clima y provocar sequías

0
297

Un sistema de ondas sonoras para disipar nubes de granizo sería el responsable que afecta a las plantaciones en el centro de México.

Mientras a Volkswagen le siguen apareciendo réplicas del Dieselgate, el caso que afectó a millones de vehículos por haber alterado mediante un software los niveles de emisiones de varios de sus motores gasoleros, ahora le surge otro conflicto que tiene que ver con la aparente manipulación del clima.

Un sistema para proteger a automóviles recién salidos de fábrica de la caída de granizo enfrenta a la automotriz alemana Volkswagen con campesinos del estado de Puebla, en el centro de México, que acusan a la empresa de alterar el ciclo de lluvias provocando sequía.

Desde mayo, cuando arrancó la temporada de lluvias en esa región mexicana, la firma utiliza un sistema que mediante explosiones sonoras dispersa las nubes que anuncian granizo sobre su planta en la comunidad rural de Cuautlancingo.

Esto ha desatado el enojo de campesinos de la zona, quienes denuncian la pérdida de unas 2.000 hectáreas de cultivos de maíz, poroto y haba por escasez de lluvias.

En total son seis las siluetas de carrocería que se producen en la planta de Puebla. Susana Gonzalez/Bloomberg

En total son seis las siluetas de carrocería que se producen en la planta de Puebla. Susana Gonzalez/Bloomberg

“Cada vez que se forma una nube de lluvia empiezan los disparoshasta que se dispersaba la nube; al parecer trabaja con sensores o algún tipo de radar”, dijo a la agencia AFP Rafael Ramírez, encargado de medio ambiente del municipio de Cuautlancingo.

Para solucionar el conflicto, se ha instalado una mesa de diálogo con la firma, a la cual los campesinos reclaman un apoyo económico, que medios locales estiman en 73 millones de pesos mexicanos (unos 3,8 millones de dólares), para hacer mejoras en sus terrenos de cultivo.

Las autoridades municipales denuncian que la planta automotriz sólo tramitó un permiso para utilizar el polémico sistema ante el gobierno de Puebla, que lo otorgó, cuando la comunidad sería la principal afectada.

La planta mexicana es una de las más grandes de la marca en todo el mundo, y este mes ya alcanzó las 12 millones de unidades fabricadas.

La planta mexicana es una de las más grandes de la marca en todo el mundo, y este mes ya alcanzó las 12 millones de unidades fabricadas.

Ante los reclamos, Volkswagen anunció esta semana la suspensión del uso del dispositivo en su modalidad automática, y que solo se utilizará en modo manual “cuando las condiciones meteorológicas muestren la inminente caída de granizo en los playones en donde se guardan los vehículos nuevos”

La firma también invertirá en un tendido de mallas antigranizo, que serán el primer mecanismo de protección para los autos, mientras que el sistema sonoro pasará a ser secundario.

“Es inaceptable que sigan usando de manera manual el dispositivo, no se está respetando la petición de los vecinos de cancelar definitivamente el uso de los cañones antigranizo. Actúan de manera arbitraria”, denunció Ramírez Hernández.

Los campesinos le exigen una compensación a la empresa alemana.

Los campesinos le exigen una compensación a la empresa alemana.

En medios locales, expertos han entablado un debate en torno a los pros y contras de este sistema. Unos advierten que científicamente no hay mecanismo que incida en las lluvias, otros que el dispositivo solo actúa en zonas de unos 500 metros a la redonda, pero que en modo automático se puede encender ante nubes que no estén cargadas de granizo.

La planta de Puebla es una de las mayores de Volkswagen en el mundo y produce seis modelos: Vento, Golf, Golf Variant, Beetle, Beetle Cabrio y Tiguan, y todos ellos llegan a nuestro mercado.

En julio, la planta reportó una producción de 50.439 unidades, que representó un incremento de 37,1 % por en comparación al mismo periodo del 2017.

Fuente: Clarin

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here