Crece oferta de autos eléctricos premium tras la baja de impuestos

0
61

El Gobierno autorizó por decreto que queden exentos del tributo extrazona del 35%, tal como sucede con los fabricantes, y ya analizan que productos vender.

Los autos eléctricos venían llegando tímidamente a la Argentina, a pesar de los beneficios fiscales que el Gobierno dispuso en 2017 sólo para las automotrices que fabrican en el mercado local.

Las compañías podían ingresar este tipo de vehículos con una exención del impuesto extrazona (del 35%). En un inicio, la medida oficial dejaba afuera a aquellas que no tienen plantas en el país (importadoras), y la realidad mostró que -pese al beneficio otorgado- el cupo no fue completado en su totalidad.

Ante esta situación, el Ejecutivo puso un marco de igualdad para favorecer la competencia y alentar la entrada de este tipo de unidades. Concretamente, firmó el Decreto 230/2019 para derogar una normativa que fijaba un arancel aduanero para autos eléctricos (2%) e híbridos (5%) en lugar del 35%, pero sólo para las “automotrices autorizadas a operar como terminal”.

La decisión fue muy bien recibida por las firmas nucleadas en la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de la Argentina (CIDOA) y abrió el juego para que marcas como BMW, Volvo, Hyundai, Kia y Jaguar, entre otras, queden habilitadas para traer sus modelos a la Argentina. Tal es así que ya pusieron primera y están acelerando este proceso.

“El mercado automotriz argentino tendrá una mayor oferta, que permitirá a los consumidores acceder a autos eléctricos e híbridos con estándar de tecnología, seguridad y de calidad de última generación a precios más alineados con los valores internacionales y una perspectiva de constante modernización”, expresan desde la entidad.

Los referentes del sector afirman que, con este decreto, se incentiva la oferta de vehículos basados en las nuevas tecnologías, tal como lo están haciendo otros países que, incluso, le han puesto fecha de defunción a la fabricación de autos nafteros y diésel. Entre quienes aplauden la iniciativa oficial aparecen:

– Federico Mayora Viñoly, representante de Geely

– Serafín Álvarez Tato, de Chery, DFSK y JAC

– Hugo Belcastro, de Alfa Romeo, Isuzu, BAIC y Foton

– Ernesto Cavicchioli, de Hyundai

El objetivo del Gobierno es claro: estimular la producción y comercialización de los híbridos o eléctricos, que son más amigables con el medio ambiente y también de mantenimiento más económico.

El contexto actual

Para CIDOA, el arribo de estos modelos tiene a buena parte de la sociedad como principal beneficiaria, ya que podrá elegir en base a una oferta mucho más amplia.

“De las múltiples opciones de vehículos amigables con el medio ambiente existentes en el mundo, la Argentina se cerró y solo incentivó el ingreso de unos pocos, disminuyendo la competencia y afectando al eslabón más frágil e importante de la cadena, que es el consumidor”, afirma Cavicchioli.

El directivo de Hyundai aporta datos para sustentar sus dichos: “Del cupo de 3.500 unidades ofrecido en los últimos siete trimestres, solo se solicitaron 1.021. Es decir, apenas el 29%”.

Lo mismo señalan desde Kia: “La diferenciación entre las terminales con fábricas radicadas en el país y el resto de las importadoras no tenía sentido, teniendo en cuenta que es un mercado muy específico que hay que promover y desarrollar y que, en los últimos 2 años, no se llegó ni a la mitad del cupo que otorgó el Gobierno”.

Desde la compañía agregan que “poner a todas las empresas en igualdad de condiciones va a generar mayor competitividad, un incremento de la oferta y, por ende, un desarrollo más rápido de la movilidad sustentable en el país”.

Por otro lado, indican que este segmento todavía es pequeño porque el público aún no se ha enterado plenamente de todos los beneficios que trae esta tecnología. Confían en que su mayor popularidad es sólo una cuestión de tiempo.

Son varias las marcas que mostraron su interés por comercializar autos eléctricos en Argentina. Además de Hyundai y Kia, la alemana BMW, al igual que Volvo y Jaguar, están dispuestas a sumar rápidamente nuevos modelos al país.

Alexander Wehr, presidente y CEO de BMW Group Latinoamérica y Rolf Epp, presidente y CEO de BMW Group Argentina, explican a que los vehículos basados en estas nuevas tecnologías son un desafío para el grupo. Añaden que ya están presentes en varios países de la región y, claro está, también desembarcarán en el mercado doméstico.

“En México, la venta de SUV eléctricos ya representa el 8% del total de los modelos comercializados dentro del segmento”, comenta Wehr. La compañía también vende productos de este tipo en Chile, Colombia, Brasil y Panamá.

“BMW está dejando una buena huella en electromovilidad en la región. En Brasil tenemos un corredor eléctrico entre San Pablo y Río de Janeiro con cargadores de alta velocidad. A modo de ejemplo, en el caso del i3, en 25 minutos se completa el 80% de la carga”, destaca el directivo.

En cuanto al desembarco en la Argentina con autos híbridos o eléctricos, desde BMW aplauden las políticas gubernamentales como la que acaba de aplicarse que reduce la carga impositiva, más allá de otras ventajas adicionales.

“Por ejemplo, en México existe un segundo piso en las autopistas para circular, debido a la gran saturación vial. Para acceder hay que pagar. Sin embargo, los eléctricos pueden utilizarlo de manera gratuita. Esta es una de las tantas formas que hay a la hora de dar incentivos”, comentó el líder de BMW

Desde la marca resaltan que en muy pocos años todos los modelos tendrán que tener su versión eléctrica. En virtud de ello, es muy importante ver cuáles son los mercados estratégicos en los que deben marcar presencia, siendo Latinoamérica uno de ellos.

Desde el grupo importador de las marcas Volvo, Jaguar y Land Rover también muestran su optimismo con Argentina. “Estamos muy entusiasmados con la nueva medida, ya que las marcas que comercializamos están a la vanguardia en nuevas tecnologías”, explica Francisco Beveraggi, jefe de Marketing en Volvo, Jaguar y Land Rover.

“En una primera etapa comenzaremos con los híbridos. Estamos definiendo los modelos y versiones”, agrega.

En lista de espera

Tras el decreto, son varios los modelos que se encuentran en lista de espera para ser comercializados en el país. En el caso de Hyundai, entre las opciones figuran el Ioniq, un coche híbrido; y el Kona, un eléctrico.

En el caso de la marca surcoreana, el Ioniq inauguró su gama de vehículos basados en las nuevas tecnologías, y fue creado desde cero para la utilización de motores alternativos, con una carrocería aerodinámica compacta y espacio para las baterías.

La diferencia respecto de otros modelos similares es que el Ioniq está disponible en tres versiones: con un motor híbrido de 141 CV, un híbrido enchufable de también 141 CV o un 100% eléctrico de 120 CV.

El primero es el mejor rival del Toyota Prius hasta el momento. Es más funcional, barato y tiene una transmisión de doble embrague (DCT) que ofrece una buena sensación de conducción.

El Kona es el primer SUV 100% eléctrico de Hyundai. Llega al mercado con la confianza que le confiere ser la segunda versión de uno de los todoterrenos más vendidos del momento.

Se mueve gracias a un motor eléctrico disponible en dos configuraciones que, a su vez, permiten elegir entre dos gamas de potencia y autonomía:

– Una versión de 39,2 kWh, con una velocidad máxima de 155 km/h y una autonomía de 289 km

– Otra de 64 kWh que, llega a una velocidad tope de 167 km/h y permite recorrer hasta 449 km con una sola carga

En el caso de la alemana BMW, su línea desarrollada bajo la letra “i”, cuenta especialmente con el i3 como referente.

Iniciada su comercialización en 2014, el BMW i3 marcó el debut de la marca en el segmento de los eléctricos: está equipado con batería que llega hasta los 260 km por hora.

Tanto el i3 como el Ioniq fueron premiados con cinco estrellas en la primera ola de los tests de sostenibilidad de Green NCAP, en la que se han evaluado las características de 12 vehículos.

En el caso de Kia, el Soul es el primero del catálogo para comercializarse en el país. Ya fue testeado en la Argentina y acaba de presentarse a nivel mundial.

Por su parte, Volvo, Jaguar y Land Rover tienen una larga lista de productos en carpeta para la venta en el país.

En el caso de Volvo, la empresa tiene como objetivo que la mitad de sus ventas sea de unidades eléctricas en no más de seis años. La firma sueca trabaja desde hace tiempo en este plan y durante 2019 presentará el primer vehículo cero emisiones con su logo al frente.

Se trata del Volvo XC40 eléctrico, un SUV compacto que es uno de los más seguros del mundo, comercializado actualmente con un motor tradicional.

Jaguar tiene el I-Pace como propuesta 100% eléctrica, con 480 km de autonomía, que se enmarca dentro del segmento de los SUV de lujo y se perfila como la primera alternativa real de un fabricante de autos tradicional al Tesla Model X.

Este modelo tiene 400 CV y una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. Fue elegido el auto del año en Europa.

Desafíos

Para los fabricantes de autos eléctricos hay varios temas a tener en cuenta al momento de definir qué modelos comercializar en el país y las medidas a tomar para conquistar al cliente.

Desde el sector, se proponen tres pilares que coordinar para promover el mercado:

– Industria: las compañías deben invertir para tener productos cada vez más accesibles y con mejores tecnologías. A esto le suman plazos cada vez más cortos para electrificar todos los modelos

– Gobierno: debe incentivar con una batería de medidas, que vayan desde el precio hasta la búsqueda de soluciones en cuanto a cargadores, infraestructura, entre muchas otras, con el propósito facilitar el uso de estos vehículos

– Clientes: se los debe capacitar en cuanto a la tecnología, su uso y beneficios. En base a eso, aumentará la demanda

“La combinación de estos tres pilares y la tecnología alineada con el volumen empujarán la comercialización de estos autos. También es importante que se mejore la matriz energética, porque no tiene sentido usar mucho carbón para generar luz, lo cual es contaminante, si hay paneles solares y muchas formas más limpias de hacerlo”, sumó Epp.

Las automotrices que arrancaron con grandes planes a nivel global, se preparan para traer sus vehículos sustentables a la Argentina. Saben que, por la crisis, el timing no es el ideal. Pero en algún momento había que girar la llave para que arranque la revolución eléctrica.

Fuente: iProUp

DEJA TU COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here